Beneficios de la Esterilización de tu mascota: Hembras

27.11.2019

La esterilización es un acto quirúrgico que consiste en la extirpación de las gónadas masculinas o femeninas que resulta en la imposibilidad de tener descendencia. En hembras, lo más habitual es la ovariohisterectomía (extirpación completa de ambos ovarios y del útero) y en machos la orquiectomía (extirpación de ambos testículos).

En muchas partes se escucha eso de: "deja que tu perra tenga al menos una camada", "¿por qué no le dejas que lo pruebe?", "es una mutilación"... Pero la realidad demostrada por numerosos estudios científicos es muy distinta. Por ejemplo, un animal esterilizado aumenta su longevidad en el caso de los machos un 24% en perros y un 36% en gatos. En el caso de las hembras aumenta un 20% en perras y un 40% en gatas.

En Equipo Veterinario Isabel Priego, hemos redactado este artículo para que conozcáis los beneficios de esterilizar a vuestras mascotas.

1 ESTERILIZACIÓN EN HEMBRAS

· Tumores de mama

Uno de los principales motivos por los que los veterinarios recomendamos esterilizar a cualquier hembra con la que no se quiera criar es para prevenir la aparición de tumores de mama. La causa todavía es desconocida, pero se sabe que hay ciertos factores genéticos y hormonales predisponentes. Por eso, tanto los progestágenos (hormona del embarazo) como los estrógenos (inhibidores del celo) están directamente relacionados con el desarrollo de tumores mamarios de carácter maligno. En este punto, es muy importante resaltar que, pese a que un tumor mamario inicialmente sea benigno, si no castras a tu mascota tendrá una alta probabilidad de malignizarse. En las perras, el 50% de los tumores mamarios son malignos; mientras que en gatas esta probabilidad asciende al 90%. Cabe destacar que 1 de cada 3 perras no castradas y mayores de 8 años desarrollará tumores mamarios pudiéndole ocasionar finalmente la muerte.

Estudios científicos recientes han demostrado que la esterilización prepúber es una forma segura de prevenir la aparición de estos tumores. Por eso, si castras a tu perra antes que le venga su primer celo la probabilidad de que desarrolle algún tumor mamario a lo largo de su vida será únicamente del 0,05%. Si dejas que tenga al menos un celo y decides castrarla antes de que le llegue el segundo, esta probabilidad asciende al 8%. Después del segundo celo ya tendrá un 26% de posibilidad de desarrollar algún tumor mamario. Y si la castras a partir de su tercer celo, el efecto protector de la castración desaparece por completo. Observad la siguiente tabla para comprenderlo más fácilmente:

Castración en función

del número de celos

Probabilidad de desarrollar tumores mamarios

a lo largo de su vida

Antes del primer celo (prepúber)

0,05%

Entre el 1º y 2º celo

8,00%

Entre el 2º y 3º celo

26,00%

Después del 3º celo

No hay protección

¿Y qué ocurre en el caso de las gatas?

En las gatas aproximadamente el 90% de los tumores mamarios son de carácter maligno. Esta es una cifra considerablemente alta, por lo que debes hacer lo que esté en tu mano para prevenirlos. Estudios recientes indican que si esterilizas a tu gata antes de que cumpla su primer año de vida la probabilidad de desarrollarlos disminuye en un 86%.

Entonces... ¿cuándo debes esterilizar a tu perra o gata para evitar que desarrolle tumores de mama?

En este punto también existe bastante controversia dado que una esterilización demasiado temprana puede provocar que tu mascota se quede "adolescente". Para eso, lo mejor es que sigas los consejos de nuestra especialista en comportamiento animal, quien valorará si tu mascota ya ha madurado. Ante la duda, es preferible esperar a que le llegue su primer celo. Así nos aseguramos por completo que ya ha llegado a la edad adulta y el riesgo de desarrollar tumores mamarios es mínimo.

· Piómetra

La piómetra es una patología que se da en hembras enteras y que se define como la acumulación de pus en el útero. Es más habitual en perras que en gatas y suele producirse en animales mayores de 7 años, aunque también puede darse en hembras jóvenes.

Los altos niveles de progesterona que se mantienen durante el celo, así como la administración de ciertos tratamientos hormonales (abortivos, inductores del celo...), predisponen a tu mascota a padecer esta grave infección. Las bacterias que se encuentran de forma normal en la vagina ascienden hasta el útero, que encuentran en él un medio ideal para reproducirse. El pus comienza a acumularse provocando una grave infección en su interior. En ocasiones, parte de este pus puede salir por la vagina alarmando a los propietarios para llevar a su mascota al veterinario. Pero, otras veces, la piómetra es cerrada, por lo que será mucho más difícil para vosotros identificar qué le puede estar sucediendo.

Esta patología pone en serio peligro la vida de nuestras queridas mascotas. El riesgo de que el útero estalle liberando todo el pus y las bacterias que contiene dentro del abdomen es mayor en piómetras cerradas que en piómetras abiertas. No obstante, ambos tipos pueden provocar una septicemia generalizada en tu mascota terminando finalmente con su vida.

Se han identificado ciertas razas caninas predisponentes a esta enfermedad, como son: Collie, Pastor Belga, Chow Chow, Bulldog francés, Rottweiller y San Bernardo. En el caso de las gatas, el Común europeo y el Siamés tienen más riesgo genético de padecerla.

¿Cuándo debes alarmarte?

  • Si tu perra o gata no está castrada y echa un líquido amarillento o verdoso por la vulva.
  • Si bebe y orina más de lo normal.
  • Si le notas la tripa más hinchada de lo habitual.
  • Si está decaída, no come o ha perdido peso.
  • Si su último celo fue hace menos de dos meses.
  • Si su celo dura más de lo habitual.

Para Equipo Veterinario Isabel Priego una piómetra SIEMPRE es una urgencia quirúrgica. Con una correcta esterilización nos aseguramos de que nunca podrá desarrollar esta grave patología.

· Pseudogestación

La pseudogestación es lo que coloquialmente se conoce como "embarazo psicológico". Realmente no es nada psicológico sino fisiológico, pues es una condición habitual en las perras.

Como todos sabemos, el perro doméstico procede del lobo y, de hecho, la pseudogestación en lobas es utilizada para que las hembras que no han quedado gestantes ayuden a las madres a amamantar a sus cachorros. Por eso, los síntomas aparecen tras lo que sería un período de gestación normal de unos dos meses, pero sin parir.

Los síntomas que puedes notar en tu perra cuando tiene una pseudogestación son los siguientes:

  • Está más agitada y nerviosa.
  • Hace el nido donde pariría a sus cachorros.
  • Adopta objetos (peluches, muñecos...) como si fueran sus cachorros.
  • El abdomen está más hinchado de lo habitual.
  • Las mamas se le inflaman pudiendo provocar mamitis o mastitis.
  • Expulsa lechesi le aprietas los pezones
  • Puede estar agresiva debido a lo que se llama agresividad maternal, para defender a sus cachorros aunque realmente no los tenga ni los vaya a tener.

En algunas ocasiones es necesario administrar tratamiento para evitar esta condición. Pero, realmente, la única solución sería la castración, dado que en los próximos celos, si no queda en estado de gestación, volverá a padecer de pseudogestación.

La incidencia de pseudogestación en la clínica veterinaria no es del todo conocida dado al elevado número de hembras que son esterilizadas. Sin embargo, se estima que puede ser tan alta como del 50 al 75%.

· Quistes y tumores ováricos

Los quistes ováricos son una de las afecciones más comunes en perras y gatas geriátricas. La mayoría de estos quistes son funcionales, es decir, son capaces de producir hormonas esteroides reproductivas provocando un celo persistente que se alarga en el tiempo más de lo habitual o, incluso, un sangrado más abundante o que va y viene. En estos casos, el tratamiento de elección siempre es la esterilización.

Los tumores ováricos también suelen darse en perras o gatas mayores de 8 años. Su incidencia es relativamente baja en relación a otras neoplasias y se describen entre el 1 y 6% de las perras mayores de 5 años. Se clasifican en función del tipo de tejido involucrado en: tumores epiteliales, tumores de células germinales y tumores de la granulosa. En algunos casos ocurre como con los quistes y son capaces de producir hormonas. Todos ellos tienen un alto índice metastásico (capacidad de producir metástasis), de ahí la importancia de prevenir por medio de la esterilización. El tratamiento consiste en castrar al animal y evitar, en la medida de lo posible, su reaparición administrando quimioterapia.

· Comportamiento

La castración es también una de las pautas de tratamiento para algunos problemas de conducta de nuestras mascotas.

En las perras que son agresivas la esterilización podría ser útil únicamente si dicha agresividad la manifiesta cuando está en periodo de celo. De otro modo, si es agresiva en cualquier momento de su ciclo, la esterilización estaría contraindicada. Eso no sucede con las gatas agresivas a otros gatos/as, en cuyo caso la esterilización está recomendada.

El marcaje de las gatas cuando están en celo también desaparece con su castración. Esto no sucede cuando marcan fuera de su periodo de celo.

La conducta sexual desaparece por completo y de forma inmediata en hembras (perras o gatas) esterilizadas. Así evitaremos las escapadas de nuestras mascotas en busca de un compañero sexual, las cuales ponen en serio peligro su vida por posibles atropellos, accidentes, robos...

-Equipo Veterinario Isabel Priego-

Veterinario | Mascotas | Animales | Perros | Gatos | Exóticos | Tienda