El antiguo Egipto y los sagrados gatos.

01.05.2017

El mito habla de que los gatos traen a los hogares suerte y dinero junto con protección contra los malos espíritus, espantan todo lo malo y dejan la puerta abierta a la suerte. Animales sagrados en el antiguo egipcio, el culto a los gatos se inició hacia el 2900 a.c. La diosa egipcia Bastet es cuerpo de mujer y cabeza de gato, hija de Ra, dios del Sol y representaba lo bueno y amable por un lado y lo misterioso e independiente por otro. El amor hacia Bastet en Egipto hizo que se levantaran templos como el famoso Busbati en el delta del Nilo. Matar a un gato estaba penado con la muerte y cuando morían las familias debían guardar luto y raparse las cejas. 300.000 gatos embalsamados fueron encontrados en un gran panteón egipcio no hace mucho tiempo. La historia cuenta que en guerras entre persas y egipcios los primeros utilizaban gatos para obligar a los segundos a perder estas.

Actualmente los gatos son la segunda mascota elegida por las familias en el mundo detrás de los perros.