Socialización de tu mascota. Lo que debes saber.

14.04.2017

Una etapa muy importante desde el punto de vista práctico es la socialización de tu mascota ya que es la que tendrá más consecuencias en un futuro sobre la conducta del animal, y empieza cuando el cachorro desarrolla sus habilidades sensoriales y motoras para percibir el mundo a su alrededor, más o menos. Comienza en la tercera semana de vida y finaliza a los 3 meses de edad, cuando el cachorro desarrolla una respuesta de miedo ante estímulos nuevos.

La socialización sigue siendo posible una vez finalizado el periodo sensible, pero la propia respuesta de miedo hace que sea lenta y difícil.

A lo largo de este periodo, la percepción visual y auditiva, la capacidad de movimiento y la de aprendizaje experimentan su momento de máximo desarrollo.

En este periodo el animal debe tener contacto y relacionarse con animales de su misma especie y de otras, así como recibir una habituación a estímulos ambientales tanto auditivos como visuales. Además, los cachorros adquieren las normas de conducta social a través del juego y del contacto con la madre y los hermanos, así como las pautas de eliminación.

El periodo de socialización es el periodo más importante de la vida del perro en relación con el comportamiento. Aquellas experiencias, ya sean positivas o negativas, que tenga el cachorro durante esta fase de su desarrollo tendrán un efecto marcado y duradero sobre su carácter una vez alcanzada la edad adulta.

El aprendizaje de un perro cachorro durante el periodo de socialización se caracteriza por el reconocimiento de la especie o especies con las que tendrá que convivir, las normas básicas de conducta social, hábitos higiénicos y estímulos ambientales propios de entorno.

En el caso del gato el periodo de socialización se inicia antes y concluye en un momento más temprano que el del perro.

A continuación vamos a ver los problemas que pueden surgir derivados de una mala socialización, así como las recomendaciones básicas a tener en cuenta en este periodo tan importante para el perro y el gato.

· Problemas relacionados con la falta de socialización

Dado que durante el periodo de socialización se produce el reconocimiento de especie, un contacto nulo o escaso con personas durante esta fase del desarrollo puede ser la causa de que un perro o un gato reaccionen con agresividad o miedo cuando una persona desconocida se les acerca.

Esta situación se da, en ocasiones, cuando el animal ha sido adoptado una vez finalizado el periodo de socialización y si durante el mismo no ha tenido contacto suficiente con personas.

Una situación parecida puede ocurrir si el cachorro o gatito durante esta etapa no tiene contactocon perros o gatos. Suelen ser animales tímidos que pueden reaccionar con miedo o agresividad cuando otro perro o gato se les aproxima.

Es importante tener en cuenta que una socialización inadecuada no significa necesariamente que el perro o el gato vayan a desarrollar un problema de miedo o agresividad. Sin embargo, una mala socialización constituye un factor de riesgo y, por tanto, los animales mal socializados tienen simplemente más probabilidades de ser agresivos o miedosos que los correctamente socializados.

· Recomendaciones

Las 5 recomendaciones básicasdurante el periodo de socialización de los PERROS:

1

Garantizar un adecuado contacto con personas adultas y, en la medida de lo posible, también con niños pequeños.

2

Garantizar un adecuado contacto con otros perros. Esta recomendación es especialmente importante para aquellos cachorros que han sido destetados de forma prematura.

3

Permitir que el cachorro conviva con su madre y hermanos al menos hasta las 7 semanas de vida.

4

Exponer al animal a aquellos estímulos ambientales que formarán parte de su entorno habitual en el futuro, como por ejemplo, el sonido del tráfico.

5

Iniciar la educación del cachorro, sobre todo en tres áreas fundamentales: el uso de la recompensa, normas y límites, y el aprendizaje de hábitos higiénicos

Los programas de socialización canina recomiendan el contacto del perro con otros perros y con las personas antes de los tres meses de edad.

Sin embargo, los programas de prevención de enfermedades sugieren que el perro no debe salir a pasear ni tener contacto con otros perros hasta que ha finalizado el proceso de vacunación. Tanto el veterinario como el propietario se encuentran ante el dilema de cuál de las dos recomendaciones seguir. Lo más práctico es que los perros tengan contacto con otros animales de los cuales conocemos su estado de salud y que se encuentran correctamente vacunados y desparasitados.

Las 5 recomendaciones básicaspara los propietarios de GATOS:

1

Proporcionar al gatito una bandeja adecuada en cuanto a su forma y localización, el tipo de arena, utilizada y la rutina de limpieza empleada.

2

Colocar un rascador en la zona de la vivienda donde el gato suele descansar durante más tiempo.

3

Situar plataformas elevadas en las que descansar y observar su entorno.

4

Promover un juego basado en perseguir pequeños objetos o juguetes. No permitir bajo ningún concepto juegos basados en perseguir o lanzarse contra las manos o los pies del propietario, pues con el tiempo suelen desembocar en un problema clínico de agresividad por juego.

5

En general, permitir que sea el gato el que decida la duración de las interacciones que desea establecer con sus propietarios.

Como siempre, cualquier duda puede consutarnos -Equipo Veterinario Isabel Priego-.

Diana Arnaiz - Médico Veterinario y Especialista en Comportamiento y Bienestar animal -

Sé el primero en leer nuestras novedades